La identidad no termina en el símbolo y el logotipo si no que su estudio debe continuar sobre todo para que los impactos creen una normativa de identidad en sus acciones que la vayan enriqueciendo.

No todo el mundo puede hacer grandes campañas de imagen, pero si pueden cuidar cada una de sus apariciones para crear su propia seña identitaria, desde la papelería hasta las apariciones en prensa o eventos, propios o no.